header image

La OCDE alude a la educación diferenciada para romper los estereotipos sexuales en el aula

2015-03-12
"Es sorprendente que este problema, de dominio público, no haya producido alarma social ni reacción alguna en la comunidad educativa"

La OCDE alude a la educación diferenciada para romper los estereotipos sexuales en el aula

La OCDE alude a la educación diferenciada para romper los estereotipos sexuales en el aula

Una vez más los estudios sobre educación realizados por la OCDE sacan a relucir un dato que se ha venido repitiendo con constancia en los últimos años: la existencia de una grieta entre los sexos en el ámbito educativo.

No supone ninguna novedad. Sabemos desde hace años que el chico tipo está un año y medio por detrás de la chica tipo en lo que se refiere a leer y escribir; está menos comprometido en el colegio; su comportamiento es peor y es más improbable que acabe realizando estudios universitarios. Los chicos presentan tasas de fracaso escolar más elevadas que las chicas en todos los tramos educativos, especialmente si nos referimos a centros públicos. Todo parece indicar que el actual sistema de educación pública mixta se ha convertido en el lugar más contraproducente de la tierra para los chicos.

En relación con las niñas también es sobradamente conocido que su autoestima baja considerablemente en la adolescencia y que siguen por detrás de los varones en las materias relativas a matemáticas, tecnología, informática y ciencias. Las denominadas en inglés STEM (Science, Tecnologies, Engineering and Maths). En España, actualmente, el número de chicos titulados en estas materias duplica al de mujeres. Como muestran los datos del Instituto Nacional de Estadística, la opción científico-técnica es la más elegida por los hombres y la de ciencias sociales por las mujeres. En la Universidad Carlos III en el curso 2013/14, las alumnas de nuevo ingreso suponían un 22,50% en la Escuela Politécnica, mientras que en algunos Grados de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas representaban un 50% o un 60%.

Estos datos son sobradamente conocidos desde hace tiempo y confirmados a diario por los profesionales de la educación. Sin embargo, como ya señaló en 2011 el Consejo Escolar del Estado, es sorprendente que este problema, de dominio público, no haya producido alarma social ni reacción alguna en la comunidad educativa. 

En esta ocasión, la novedad del informe sobre igualdad de género en la educación de la OCDE radica en que por vez primera alude a la educación diferenciada (single-sex education) como posible herramienta para solucionar los estereotipos sexuales que aún existen en las escuelas. En concreto afirma que: “Las chicas en colegios separados por sexo obtienen mejores resultados en matemáticas y son más proclives a asumir riesgos en sus tareas escolares”. 

Y es que son muchas las investigaciones rigurosas y objetivas que señalan que los niños y niñas que han ido a colegios diferenciados tienden en mayor medida a inclinarse por estudios y asignaturas que tradicionalmente han pertenecido al sexo opuesto y se hallan menos influenciados por los roles típicos tradicionales. Los chicos de centros diferenciados que se interesan por materias como arte, música o teatro son el doble comparados con los que atienden a centros mixtos, mientras que las niñas en los centros de educación diferenciada se muestran más positivas sobre sus propias habilidades y el control sobre su vida, además de tener expectativas más elevadas sobre su futuro. 

Llegir més >>>
Font: El Confidencial
"Es sorprendente que este problema, de dominio público, no haya producido alarma social ni reacción alguna en la comunidad educativa"

TWITTER