header image

¿Qué es la educación diferenciada o Single-Sex?

Carlos Galmarini

2015-11-25
"Su objetivo es POTENCIAR la educación adaptando la acción educativa del docente a una característica personal de los alumnos: el ser mujer o varón"

¿Qué es la educación diferenciada o Single-Sex?

Carlos Galmarini

¿Qué es la educación diferenciada o Single-Sex?

Es un sistema de organización escolar en el que se educa separadamente a chicos y chicas. Partiendo de la igualdad de derechos, deberes y dignidad, permite personalizar la educación en función de los diferentes ritmos madurativos y estilos de aprendizaje propios de cada uno, garantizando de este modo una genuina igualdad de oportunidades.

La educación single-sex o diferenciada es una opción pedagógica valiosa y de vanguardia, que se fundamenta en el principio de la libertad de enseñanza.

¿Cuál es su objetivo?

Su objetivo es POTENCIAR la educación adaptando la acción educativa del docente a una característica personal de los alumnos: el ser mujer o varón. Es por esto que también podría implementarse en entornos escolares mixtos.

Este nuevo escenario en la educación, a nivel mundial, se plantea con la novedad de la educación que requiere el hombre y la mujer del siglo XXI. Aquellas escuelas que discriminaban contenidos quedaron atrás. Surgen asociaciones, agrupaciones de distintos credos y pertenencias que forman redes de trabajo e investigación. Se realizan congresos internacionales buscando respuestas a las realidades educativas de cada zona o región.

La Educación Diferenciada HOY

Separar no es discriminar, como a veces se piensa, sino que puede ser una estrategia que responda a las verdaderas necesidades del hombre y la mujer del siglo XXI. Paradójicamente es facilitar la igualdad de oportunidades porque ambos, llegarán a lo mismo pero por caminos diferentes. Y atender ese nivel de personalización en la tarea educativa es exquisito y progresista. Y requiere un cambio de paradigma y de la concepción de progresismo.

Tener en cuenta y educar en la profunda igualdad, diferencia y corresponsabilidad de ambos sexos es una demanda victoriosa de esta sociedad. Pero nada dice que se consiga mejor si están juntos o separados en el aula. Nada lo garantiza. El aula no es un ensayo de la calle, de la “vida”. Como expresa el Dr. Jaim Etcheverry en La tragedia educativa: “las demandas sociales en relación con la escuela son cada vez más exigentes y cubren un espectro tan vasto de cuestiones que la institución corre el riesgo de perder la noción de cuál es su objetivo central”.

En escuelas single-sex en zonas de riesgo y escasos recursos han demostrado excelentes resultados: disminuye la tasa de deserción escolar, mejora el clima escolar y la convivencia; al egresar acceden a estudios superiores; en el caso de las mujeres, se presentan indicadores de reducción de niveles de violencia sexual y se disminuyen los embarazos precoces. Los testimonios de docentes y alumnos y las investigaciones –especialmente de la sociología-, así lo evidencian.

Más alternativas de elección para un mundo cada vez más diverso

Las sociedades reclaman los valores de la libertad, la defensa de la pluralidad, el diálogo, promoviendo la diversidad y el respeto por las convicciones individuales. Seríamos contradictorios si sólo defendiéramos un solo tipo de sistema escolar. Además, no se pueden juzgar los sistemas escolares (por todo lo dicho anteriormente) como verdaderos o falsos – buenos o malos en sentido absoluto, como explica el Dr. Altarejos de la Universidad de Navarra; serán mejores o peores para este niño/a concreto en determinadas circunstancias y bajo ciertas condiciones.

En un artículo que salió publicado el 25 de julio de 2012 en un diario local argentino de gran difusión, se reconoce que la educación diferenciada es una “alternativa elegida hoy por algunas familias e instituciones educativas”. Lamentablemente la opción de aulas single-sex no se ofrece todavía en la escuela pública en nuestro país, por lo tanto la libertad de elección no puede ejercerse plenamente en este aspecto, aunque así lo exprese el artículo de la Ley de Educación Nacional 26.206 en el artículo 128, c) de los DERECHOS Y DEBERES DE LOS PADRES, MADRES, TUTORES/AS: “Elegir para sus hijos/as (…) la institución educativa cuyo ideario responda a sus convicciones (…)”. Es de esperar que revirtamos esta situación en bien de la pluralidad de modelos a elegir.

La educación diferenciada HOY, puede ser considerada por sus beneficios de estrategia educativa, por sus cualidades en cuanto a la socialización reforzando la identidad personal, por su potencial rol social o como acto de ejercicio de la libertad educativa, pero lo cierto es que no puede ser mirada con el viejo paradigma de un modelo de educación retrógrado. Es un hecho: hay una nueva educación diferenciada que desarrolla su espacio como opción. 

Read more >>>
Source: Alced Argentina
"Su objetivo es POTENCIAR la educación adaptando la acción educativa del docente a una característica personal de los alumnos: el ser mujer o varón"

TWITTER