header image

El cerebro de la mujer está más preparado para estudiar

Las diferencias entre hombres y mujeres que hay que tener en cuenta

2014-05-01
La inteligencia no se mide por género. Pero hay diferencias en el talento de hombres y mujeres. Ellas son más intuitivas, tienen más memoria y desarrollan más el lenguaje y el pensamiento analítico

El cerebro de la mujer está más preparado para estudiar

Las diferencias entre hombres y mujeres que hay que tener en cuenta

El cerebro de la mujer está más preparado para estudiar
La estadística dice que las chicas sacan mejores notas y destacan en comprensión lectora y en expresión oral y escrita. Pero no es una cuestión de mayor inteligencia. La diferencia de género en el rendimiento escolar se explica por factores sociales y culturales. También, hay una base biológica detrás de cualidades y procesos cognitivos, unas aptitudes que si se ignoran, pueden ser el sustrato de una frustración y un fracaso en el aprendizaje. 


"Los hombres y mujeres somos iguales de inteligentes, pero tenemos cualidades diferentes", resume David Pérez, neurólogo y director de la Fundación del Cerebro. "Los varones puntúan mejor en orientación visual y en coordinación, y ellas destacan en lo emocional y lo lingüístico. Hay un sustento neurobiológico diferente, pero los roles han estado diferenciados desde la prehistoria y hasta hace tres o cuatro décadas; desde que los hombres iban a cazar fuera del poblado y la mujer se quedaba atendiendo y cuidando a la comunidad".

Los tópicos dicen que a ellos se les da mejor conducir, reparar el coche y orientarse con un mapa, mientras que ellas destacan dando consejos en situaciones de crisis, intuyendo cuando las cosas se tuercen o arreglando el papeleo burocrático. Y la ciencia ha avalado la base para construir esa visión social. Científicos de la Universidad de Pensilvania demostraron con un estudio las diferencias biológicas entre los cerebros del hombre y la mujer.


Así funciona el cerebro femenino

El cerebro se divide en dos hemisferios: en el izquierdo está la zona más racional, el lenguaje, y en el derecho, está la intuición. El estudio de Pensilvania con resonancia constató que hay una mayor conectividad entre los dos hemisferios en la mujer, de ahí que se distingan más por el pensamiento analítico, el intuitivo y el desarrollo del lenguaje.

En grupo actúan de manera más inteligente, según un estudio del Instituto de Massachusetts y de la Universidad Carnegie Mellon (EEUU). Hay dos factores que lo explican: ellas tienen mejores dotes comunicativas y mayor sensibilidad social, por lo que pueden atender o intuir las necesidades del otro y dar respuesta.

Por otro lado, el cerebro de la mujer reacciona antes al llanto de un bebé. Un estudio del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos constató que ellas se despiertan de forma abrupta, desconectan del sueño así y pasan a estar en modo atento cuando oyen a un bebé llorar, mientras que el cerebro de los hombres se mantiene en descanso.


El pensamiento deductivo para los hombres

En el caso de los hombres, las interconexiones se vieron más entre los módulos de cada hemisferio, entre los que se encargan de la percepción visual, situado cerca de la nuca, y los que controlan los movimientos, que están por encima de las orejas. 

Esta mayor conectividad entre la parte frontal y trasera potencia la coordinación motora y la percepción visual. También, ellos se caracterizan por el pensamiento deductivo. 

El neurólogo David Pérez considera que la cultura ha podido potenciar las cualidades en la inteligencia de hombres y mujeres: "Somos el producto de la evolución y la carga genética".El cerebro de los hombres es un 8% más grande y pesa más.

 "No importa el tamaño, lo relevante son las conexiones neuronales", señala el investigador, que recuerda que los neandertales tenían un cerebro más grande.En su opinión, las diferencias en el rendimiento escolar entre chicas y chicos no pueden reducirse a algo biológico. Aunque la ciencia puede explicar las particularidades de la inteligencia femenina: "Las mujeres tienen más componente emocional y son más ambiciosas para alcanzar las metas académicas".

David Pérez cree que la didáctica debería distinguir, no el género, sino las diferentes particularidades de la inteligencia humana. "Si un alumno tiene más desarrollada la capacidad lingüística, o la percepción visual, habrá que potenciar esas áreas. Pero no mirar todo con la óptica de género". 

Leer más >>>
Fuente: La Información
La inteligencia no se mide por género. Pero hay diferencias en el talento de hombres y mujeres. Ellas son más intuitivas, tienen más memoria y desarrollan más el lenguaje y el pensamiento analítico

TWITTER