header image

Diágnostico de la OCDE y la brecha de género

2017-09-14
Faltan más modelos femeninos en la sociedad en los que las jóvenes se puedan ver reflejadas

Diágnostico de la OCDE y la brecha de género

Diágnostico de la OCDE y la brecha de género

En su último macroestudio sobre educación publicado ayer, la OCDE asegura que las disciplinas de STEM (que en sus siglas en inglés se refieren a Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas)  son «la clave del desarrollo económico y la innovación».

Según los datos de este estudio, un 26 por ciento de los de los graduados de educación terciaria en España obtuvieron una titulación en estas disciplinas. Se trata de uno de los porcentajes más altos de todos los países que integran la OCDE (la media es del 23 por ciento). Nuestro país supera incluso a potencias educativas como Finlandia, Suiza, Suecia Francia o Estados Unidos.

También llevamos la delantera entre los que optan por estas disciplinadas para hacer su doctorado: 50 por ciento elige esta rama frente al 43 por ciento de la media.

«Se puede afirmar que en todos los centros educativos de nuestro país, las STEM están siendo muy valoradas y eso permite que los alumnos opten por estas áreas», apunta Jesús Núñez, presidente de la Comisión de Educación y Gestión del Conocimiento de la CEOE. Esta organización, de hecho, pidió más protagonismo de las STEM en el sistema educativo por considerarlas crucial para el empleo de nuestro país. «Todas estas carreras son vehículos importantes para buscar empleo», concluye Núñez.

Sin embargo, el podio de las ingenierías y las ciencias sigue estando ocupado por los hombres. Solo el 24 por ciento de los nuevos alumnos en ingeniería, producción industrial y construcción fueron mujeres en 2015 en nuestro país. La cifra se desploma hasta el 12 por ciento en las carreras sobre Tecnologías de la Información y la Comunicación, muy lejos del 19 por ciento de la media de la OCDE.

Brecha de género

Al igual que en la mayoría de países de la OCDE, las españolas tienen poca presencia en los estudios de STEM y, en cambio, una presencia «desproporcionada» en carreras relacionadas con el sector educativo (79%) así como en salud y bienestar (72%).

La presidenta de la Comisión de la Mujer y Matemáticas de la Real Sociedad Matemática Española (RSME), Marta Casanellas, señala a ABC que pese a que el porcentaje de alumnas en carreras vinculadas a la Ciencias y las Ingenierías en España es similar al de la media de la OCDE sigue siendo una representación «bastante baja».

Ver cómo la educación diferencia reduce la brecha de género > 

Esta profesora de Matemáticas en la Universidad Politécnica de Cataluña atribuye la escasa presencia de la mujer en estas disciplinas a la falta de visibilidad de las Ciencias en la educación Primaria y Secundaria. «No se da visibilidad a que las matemáticas y la ingeniería también son aplicables a la ciencias de la salud, por ejemplo. Si se diera más visibilidad a esta rama de las STEM, las chicas estarían más motivadas para estudiarlas»,apunta, Casanellas, quien también echa en falta «más modelos femeninos en la sociedad» en los que las jóvenes «se puedan ver reflejadas»

Resolver la brecha de género es crucial para Casanellas, ya que ayudaría a terminar con la desigualdad en los salarios entre hombres y mujeres. Según recuerda «los estudios de educación superior relacionados con las ciencias se ven recompensados en el mercado laboral por los altos salarios», recuerda la presidenta de la comisión de la Mujer y Matemáticas de la RSME.

El porcentaje de alumnas españolas que, según los datos de la OCDE estudian alguna carrera vinculada con las TIC, se corresponde casi al milímetro con las cifras de estudiantes de la Facultad de Informática de la Universidad Complutense de Madrid. Su vicedecana de estudios, Belén Días, señala a ABC que entre sus cuatro titulaciones sólo el 15% de los nuevos alumnos son mujeres y «la tendencia es decreciente» con respecto a los últimos años en los que la cifra de mujeres inscritas llegó a alcanzar el 20%. «Es una situación preocupante. Se supone que la sociedad está cambiando pero las mujeres no optan por estas titulaciones», apunta esta ingeniera informática. Según apunta, los estereotipos poco ayudan a que aumente el número de mujeres en esta disciplina. «En la informática en general tenemos una imagen de frikies que trabajan muchas horas y eso no es una buena motivación», apunta.

La vicedecana señala además que «no se trata de un problema de contenidos ni de falta de competencia de la mujer», ya que la mayoría de las que estudian estas carreras «son muy buenas» sino de que es «un tipo de empleo que les gusta desarrollar a las mujeres». Díaz se apena de estos bajos porcentajes al recordar que el futuro laboral de los egresados en estas titulaciones es muy bueno ya que hay mucho trabajo en el sector.

No obstante, a pesar del sesgo de género, el 30% de los españoles que siguieron estudios superiores en nuestro país cursaron alguna de las áreas STEM, una de las proporciones más elevadas entre los países de la OCDE.


Leer más >>>
Fuente: ABC
Faltan más modelos femeninos en la sociedad en los que las jóvenes se puedan ver reflejadas

TWITTER