header image

El 'sexo débil' en clase: por qué los chicos sacan peores notas

2019-02-18
«Las causas de este bajo rendimiento de los chicos en el colegio o instituto son diversas y muchas están relacionadas con diferencias de comportamiento»

El 'sexo débil' en clase: por qué los chicos sacan peores notas

El 'sexo débil' en clase: por qué los chicos sacan peores notas

«Es un escándalo», decía recientemente la pedagoga sueca Inger Enkvist ante la pregunta de qué medidas se están tomando para paliar la brecha de género en el fracaso escolar. En este caso, masculina. Y es que no se está haciendo nada, pese a que los datos están ahí desde hace años. «Es un tabú», coincide Mariano Fernández Enguita, uno de los sociólogos de la educación de referencia en España. También usó la palabra «tabú» Mary Curnock Cook, la ex directora de UCAS, la plataforma de admisión a las universidades británicas, cuando hace unos meses habló del fracaso escolar masculino. Igual que Enkvist, lo describió como «un escándalo» que se ha «normalizado» porque «no está de moda hablar de él».

Se trata de un problema occidental que, en España, es aún más acusado. Hace unos días, el Ministerio de Educación se congratulaba de cómo se había reducido el abandono escolar en España. Según sus propias estadísticas, el 83% de las chicas acaban la ESO, frente al 73% de los chicos. Una brecha de 10 puntos que, sin embargo, no acaba de preocupar. 

«Es un escándalo», decía recientemente la pedagoga sueca Inger Enkvist ante la pregunta de qué medidas se están tomando para paliar la brecha de género en el fracaso escolar. En este caso, masculina. Y es que no se está haciendo nada, pese a que los datos están ahí desde hace años. «Es un tabú», coincide Mariano Fernández Enguita, uno de los sociólogos de la educación de referencia en España. También usó la palabra «tabú» Mary Curnock Cook, la ex directora de UCAS, la plataforma de admisión a las universidades británicas, cuando hace unos meses habló del fracaso escolar masculino. Igual que Enkvist, lo describió como «un escándalo» que se ha «normalizado» porque «no está de moda hablar de él».

Se trata de un problema occidental que, en España, es aún más acusado. Hace unos días, el Ministerio de Educación se congratulaba de cómo se había reducido el abandono escolar en España. Según sus propias estadísticas, el 83% de las chicas acaban la ESO, frente al 73% de los chicos. Una brecha de 10 puntos que, sin embargo, no acaba de preocupar. 

Leggi altro >>>
Fonte: El Mundo
«Las causas de este bajo rendimiento de los chicos en el colegio o instituto son diversas y muchas están relacionadas con diferencias de comportamiento»

TWITTER