header image

Claves de una sentencia histórica:

Seis argumentos del Alto Tribunal en favor de la educación diferenciada

2018-04-20
 

Claves de una sentencia histórica:

Seis argumentos del Alto Tribunal en favor de la educación diferenciada

Claves de una sentencia histórica:

1. "No contradice la igualdad"

El Tribunal Constitucional considera que el modelo educativo que separa a los chicos por un lado y a las chicas por otro «no es discriminatorio» porque «no contradice la igualdad». Puede, por tanto, ser subvencionado con fondos públicos, porque «no existe dato alguno que permita llegar a la conclusión de que no está inspirado en los principios democráticos de convivencia o en los derechos y libertades fundamentales». Siempre y cuando los colegios actúen conforme a la LOMCE, que obliga a estos centros a exponer en su proyecto educativo las medidas académicas que desarrollan para favorecer la igualdad, no hay nada que objetar. Esta obligación «garantiza que dichos centros adopten una serie de acciones positivas encaminadas a la promoción de valores».

2. Los centros tienen derecho a un "ideario propio"

El TC apela a la libertad de enseñanza recogida en el artículo 27 de la Carta Magna para exponer que la educación diferenciada «se trata de una opción pedagógica de voluntaria adopción por los centros y de libre elección por los padres». Reconoce a los centros que separan por sexos su derecho a tener «un ideario o carácter propio». Dice que «la opción por un determinado modelo pedagógico forma parte del derecho al ideario o carácter propio del centro», siempre y cuando la educación «tenga por objeto el desarrollo de la personalidad humana en el respeto de los principios democráticos de convivencia», lo que ve acreditado en la Lomce.

3. "La enseñanza no cambia"

Otro argumento es que niños y niñas, al margen del modelo pedagógico que escojan sus padres, tienen garantizado un puesto escolar. Nadie se queda fuera a pesar de que estudien en aulas separadas.

Además, la enseñanza es igual, sostiene el TC: "La programación de las enseñanzas, así como la forma esencial de prestación de las mismas, no hacen distinción alguna entre centros mixtos, centros femeninos o centros masculinos". «Si alguna diferencia de trato indebida existiera, sólo sería atribuible al centro escolar en la que se produjera, y no sería imputable al modelo en sí», apunta.

4. Es un sistema "de carácter pedagógico", no religioso

El TC desposee a este modelo de cualquier rasgo religioso y dice que tan sólo «se trata de un sistema meramente instrumental y de carácter pedagógico, fundado en la idea de optimizar las potencialidades propias de cada uno de los sexos». Sus defensores aseguran que niños y niñas maduran a distinto ritmo y obtienen mejores resultados académicos si aprenden en aulas separadas. El fallo no entra a valorar este argumento del rendimiento.

5. Se permite en otros países

El TC recuerda que en Gran Bretaña, Francia y Bélgica no impiden la existencia de escuelas de educación diferenciada. Cita una sentencia dictada el 30 de enero de 2013 por el Tribunal Federal de lo Contencioso Administrativo de Alemania que concluye que «los alumnos son capaces de interiorizar la igualdad de género en el marco de la educación diferenciada» y establece que "está prohibido otorgar un trato desfavorable a las escuelas privadas en función de su modo distinto de organizar la formación". Y recuerda que el Tribunal Supremo de EEUU se ha basado en la Convención de la Unesco de 1960, que avala este modelo educativo. Sólo ha considerado discriminatorios, por contrarios a la Equal Protection Clause de la decimocuarta enmienda, aquellos sistemas de educación separada por sexos que no proporcionan "una igualdad sustancial" en los aspectos relativos a opciones curriculares, financiación, prestigio o apoyo a los alumnos.

6. Lo avalan tratados internacionales

El TC recuerda que la educación diferenciada por sexos método está avalada por una convención de la Unesco de 1960, que el PSOE denunciaba por "preconstitucional".

Respecto a la Convención de la ONU sobre la Eliminación de Toda Forma de Discriminación hacia la Mujer de 1979 dice que, si bien obliga a estimular el modelo educativo mixto -«un objetivo claramente logrado en nuestro sistema educativo»-, «no proscribe la existencia de otros modelos». 

Sentencia completa > 

Ler mais >>>
Fonte: El Mundo
TWITTER